Gente que siempre está. Mil gracias.

¿En que idioma me quieres leer?

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian xo Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

domingo, 2 de octubre de 2016

Ana Locking Primavera-Verano 2017


La nueva colección Primavera-Verano 2017 de la diseñadora se llama thinkers. El himnótico desfile de Ana Locking, ha sido toda una locura. Mezcla de prendas raídas, muchas superposiciones, estampados, colores...




El concepto que rodeaba al desfile era el de caos. Pero, un caos ordenado, como ella misma defendía. Junto con toda esa mezcla de todo, dentro de ese caos, nos encontramos con vestidos de flores, con volantes asimétricos, mezclados con estampado militar o tacones de vértigo. Incluso el suelo por el que pisaban los modelos era especial: estaba cubierto con alfombras. 

El maquillaje ha sido una de las cosas que más me han gustado. Hace meses que reconozco, incluso en la calle, la nueva tendencia de pintarse los ojos con sombra rojiza simulando el color rosado que se nos queda cuando nos acabamos de despertar y ni siquiera nos ha dado tiempo a lavarnos la cara. 

El maquillaje natural (muy poco recargado, bases ligeras y con poca cobertura, nada de eye-liner o muy sutil y difuminado: cero excentricidades) está muy de moda en contraste con lo que se llevaba hace unos años. Es esto lo que va triunfando por el momento. 

La naturalidad de una piel muy muy pálida, sin coloretes muy marcados, sin ojos muy pintados y sin labios fuertes, unidos a una sutil sombra roja sobre los ojos pero muy muy muy suavizada que contraste, hace el efecto de que no nos hemos hecho nada, y naturalmente hemos quedado de esta manera, cuando, en realidad, lo que hay detrás es muy diferente. 

La diseñadora ha elegido potenciar mucho más ese rojo de los ojos, pero, nosotras, en el día a día si queremos dar ese efecto natural tendríamos que haberlo difuminado mucho. 

Al ser un rojo tan marcado, el que ella ha escogido, me ha dado por fijarme en el resto de detalles. Esto tenía que tener una explicación. Y, al fijarnos más, podemos ver que el rímel tampoco está perfecto y parece que se nos ha ido cayendo. Me imagino que lo que en verdad querría mostrar es algo así como lo que nos queda después de haber estado toda la noche de fiesta.

Después de tanto bailar, cuando volvemos a casa lo hacemos con el maquillaje no tan en su sitio como cuando salimos, sino más bien, mucho más corrido. En definitiva, ni punto de comparación con el orden y el cuidado con el que salimos de casa. Ésa es, creo, la idea de todo el desfile. Tanto el caos de la ropa como el del maquillaje aparentemente descuidado me hacen pensar eso. Parece un maquillaje a medio acabar o ya desgastado del tiempo. Y la ropa lo mismo, no parece seguir un patrón. Hay mezcla de muchas cosas y no siempre todo tan abrochado y colocado.




La música. La música ha sido una de las que mejor acompañaban al desfile. Era un ritmo muy alto, muy frenético. Retumbaba mucho.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por vuestras inyecciones de heroína!